Las funciones de la Luna

La luna es esencial para que las mareas sean posibles. De la misma forma que la tierra atrae a la luna, ésta también nos atrae, creando un efecto de estiramiento del planeta ovando. Esto produce un ligero movimiento de atracción a la luna y viceversa, lo que provoca la subida y bajada de la marea dos veces al día. 

También, está demostrado que la luna se aleja de la tierra de forma imperceptible algo más de 3 centímetros al año. Lo significativo de esto está en que, si la luna estuviera mucho más cerca, como hace miles de millones de años, las subidas o bajadas de mareas podrían ser de kilómetros. 

Esto también hace pensar que esa fuerza de atracción de la Luna, cuando ha estado muy cerca de la tierra, creando oleajes increíbles que han sido capaces arrastrar enormes cantidades de tierra en la que los minerales y sustancias químicas, junto con la energía solar que se recibía, y formar ese primer líquido, que muchos científicos denominan de manera coloquial “sopa”, en el que se pudieran formar las primeras moléculas orgánicas, aminoácidos, que serían la esencia de la vida en la tierra. 

La luna, también, mantiene la estabilidad del clima en nuestro planeta y el ciclo de las estaciones. Además de esto, si no tuviéramos a la luna, si estuviera presente en la noche y nos atrajera, la tierra tardaría solo 8 horas en dar una vuelta completa sobre sí misma, lo que afectaría a varias cosas: vientos más violentos, una atmósfera con más oxígeno, mayor campo magnético y, además, el año tendría 1.095 días. 

El valor de la luna está, como hemos dicho, en que, sin su influjo, la tierra es más que probable que no hubiera existido como la conocemos.  

Luna Nueva 

La Luna Nueva es esa fase lunar que sucede cuando el satélite está situado entre la Tierra y el Sol, lo que provoca que desde nuestro planeta solo se pueda ver el lado que está en total oscuridad. Este miércoles de ceniza coincide que de nuevo se producirá este efecto, que se repite cada 29,5 días. 

En astronomía, una Luna Nueva (también conocida como Luna negra o Luna oscura) marca la primera fase lunar, el momento en el que la Tierra, la Luna y el Sol forman un ángulo de casi 180º y se encuentran en una aparente línea recta. Es en esta fase cuando, si se dan las condiciones adecuadas, se producen eclipses solares parciales o totales. 

La Luna Nueva significa un nuevo comienzo, momento ideal para intentar cosas nuevas o para comenzar un proyecto. 

Es también el momento ideal para sembrar nuevos granos. Si quieres tener un bebé, ten en cuenta que durante la Luna Nueva es el mejor momento para concebir. 

Se trate de un proyecto profesional o amoroso, el mejor momento para intentarlo será durante la Luna Nueva. 

La Luna (Satélite natural)

Diámetro ecuatorial: 3.476 km.
Distancia media al Sol: 150 millones de km.
Distancia a la Tierra: 384.401 Km.
Velocidad orbital media: 3.681 Km/h.
Revolución geocéntrica: 27 días aprox. 

La Luna es el único satélite natural de la Tierra y su movimiento medio diario hacia el Este es de 13,176358°. 

Desde la Tierra sólo es visible una de las caras de la Luna, siempre la misma sin importar cuándo se observe. Esto se debe a que la Luna tarda el mismo tiempo en rotar sobre su eje que en efectuar la traslación alrededor de la Tierra. 

Vista desde la Tierra, tiene un diámetro medio de 31 grados de arco. 

Referencias:

importancia.org

Please follow and like us: