Se acerca la adolescencia, aunque no todos los menores entrarán en el mismo momento. Las niñas, mucho más maduras, buscan más libertad para encontrar su identidad; los niños, por su parte, mantendrán su infancia más tiempo. Los conflictos están a la vuelta de la esquina y la educación cobra importancia. Vigila sin presión esta nueva etapa de tus hijos donde cada día supone un cambio. Comparte con nosotras tus experiencias y aconseja a otras madres.

A medida que su hijo(a) se acerca a la adolescencia y adquiere más independencia, mantenerse emocionalmente cercano a él o ella puede parecer un reto. Pero es tan importante como lo ha sido siempre, o quizás más importante que nunca.

En la medida en que las actividades en la escuela, los nuevos intereses y una vida social exitosa se vuelven más importantes a medida que su hijo(a) crece, usted todavía representa su base como hogar, proporcionándole amor, guía y apoyo.

Y esa conexión proporcionarán a su hijo(a) una sensación de seguridad que fortalecerá la entereza que él o ella necesitarán para lidiar con los altibajos de la vida.

Fuentes: bekiapadres.com / kidshealth.org