Fomentar el turismo local favorece la identidad regional, enaltece los valores tradicionales y conserva viva en la memoria de la gente las raíces. Los inmigrantes en la distancia recuerdan su esencia y es muy saludable de donde venimos para entender que nos define en la aldea global y así se transmite a las siguiente generación. El intercambio con personas que nos visitan de otras partes del mundo nos enriquece culturalmente. Comprendemos mejor el mundo cuando intercambiamos valores culturales.

Christian Caicedo

Colombia un destino turístico ideal para vivir nuevas experiencias y tener un viaje inolvidable. Sus pueblos patrimonio, son un ejemplo de esos lugares que logran cautivar a los viajeros por su esencia, su cultura, sus atracciones y su estética en general.

A continuación te dejamos con una selección de lugares poco conocidos que también hacen parte de los pueblos patrimonio de Colombia.

Monguí

Las calles empedradas y las casas antiguas que conforman Monguí, relatan la historia de un pasado indígena y colonial que le dio la vida a este lugar y lo llevó a convertirse en el pueblo más hermoso de Boyacá.

Puente de Calicanto – Monguí, Boyacá – Colombia

Monguí es reconocido por su tranquilidad y la hospitalidad de sus habitantes. Este lugar es ideal para conocer la historia de Colombia y ofrece muchos planes para sus visitantes como las caminatas por el puente de Calicanto que atraviesa el río Morro, los recorridos por la Basílica de Nuestra Señora de Monguí y las visitas guiadas al Páramo de Ocetá. También puedes disfrutar la deliciosa gastronomía típica boyacense y deleitarte con un mondongo, un ajiaco, una mazamorra chiquita o la tradicional changua.

¿Cómo llegar?

Este pueblo está ubicado a 231 kilómetros de Bogotá y a 93 kilómetros de Tunja. Para llegar desde Bogotá debes tomar la Autopista Norte y conducir por toda la ruta que va hacia Tunja, pasando por Paipa, Duitama y Nobsa hasta llegar a Monguí. Este recorrido toma alrededor de 3 horas y media.

Salamina

Este lugar es reconocido como el pueblo de los parques, pero su verdadero atractivo es la conservación de su arquitectura tradicional que ha perdurado desde 1825.

Quienes visitan Salamina tienen el placer de admirar la cultura cafetera y conocer sus lugares turísticos más reconocidos como la Basílica Menor de la Inmaculada Concepción y el monumento La Pila. Además, este pueblo también encanta a sus visitantes por medio de su gastronomía con platos como el mondongo, el sancocho, la mazamorra y la bandeja paisa.

¿Cómo llegar?

Para ir a este pueblo, primero debes llegar a Manizales. Desde allí te diriges al terminal de transporte y tomas un bus para Salamina que hace un recorrido aproximado de 2 horas. Si vas en carro particular toma la ruta desde Manizales, que pasa por Neira y Aranzazu, hasta Salamina.

La Playa de Belén

El lugar lleva este nombre gracias a sus calles empedradas y al hermoso paisaje que  brindan sus casas, todas pintadas de blanco con balcones y puertas rojas, que crean una apariencia muy similar a la de un pesebre de navidad.

Este pequeño pueblo, además de encantar a su visitantes por su estética, conserva uno de los tesoros más importantes y antiguos del país. Se trata del Parque Natural Los Estoraques, una reserva natural que se ha conservado por más de cuatro millones de años y que se considera como el principal atractivo turístico del municipio.

En este municipio puedes disfrutar de una gastronomía única donde resaltan el ajiaco ocareño y la sopa de fríjol, con costillas de cerdo o res, plátano y ruyas; pero si lo tuyo es el dulce, puedes probar los postres típicos como las brevas en almíbar, el arequipe con café, las cocadas y las panelitas de leche.

¿Cómo llegar?

Para visitar este pueblo debes llegar a Cúcuta y desde allí tomar un bus hasta Ocaña. Este recorrido te tomará 6 horas, y una vez llegues a Ocaña debes coger otro bus hasta La Playa de Belén. Este recorrido dura aproximadamente 45 minutos.

Ciénaga

Este mágico lugar está ubicado en medio de la Sierra Nevada de Santa Marta y el mar Caribe y ofrece a sus visitantes diferentes atractivos turísticos como los pueblos palafitos de la Ciénaga Grande, el monumento a la Leyenda del Caimán, las Torres de Cataca, la Hacienda Papare y el Centro Histórico de Ciénaga.

Magdalena, Ciénaga – Colombia

Además, este lugar ofrece deliciosos platos típicos como el arroz de camarones, el guineo con queso, el sancocho de chivo, el sancocho trifásico y una amplia variedad de pescados.

¿Cómo llegar?

Para llegar a este pueblo debes tomar un avión hasta Santa Marta y allí coger un taxi  que te dará un recorrido de 25 minutos hasta Ciénaga.

Jericó

Este pueblo se ha convertido en uno de los más bellos de Antioquia gracias a sus paisajes, su cultura y su arquitectura donde resaltan las casonas tradicionales de la época de la colonia.

Jericó – Colombia

Jericó es una tierra tranquila de costumbres religiosas y por esta razón sus principales atractivos turísticos son la Catedral de Nuestra Señora de las Mercedes, el santuario del Inmaculado Corazón de María y la iglesia de San Francisco. Otros puntos de interés son el parque ecológico Las Nieves, la Plaza de Bolívar y el Parque Reyes.

Dentro de su gastronomía se destacan los “postres jericoanos”, entre los que se encuentran dulces típicos artesanales como el manjar de frutas, los bizcochuelos empapados en vino y ron, las luisas (galletas asadas con miel y panela) y los bombones de cardamomo, entre otros.

Jericó está ubicado a dos horas de Medellín y se puede llegar tomando la vía La Cabaña que atraviesa Medellín, Caldas, Fredonia, Puente Iglesias y Jericó. Este recorrido tiene 123 kilómetros y dura aproximadamente 2 horas.

¿Estás listo para descubrir la magia de los pueblos patrimonio de Colombia? Anímate, disfruta de un viaje increíble y déjate empapar por la cultura, el cariño y la alegría que caracteriza a los colombianos.

Fuente: http://www.colombia.co

Fenix Ediciones Blog / Metachannel Branding / Alfa Prisma Studio / Christian Caicedo